Nutrición


Dietas personalizadas

A la hora de empezar cualquier tipo de dieta, tanto hipocalórica, como hipercalórica, dietas para niños, dietas patológicas, dietas para deportistas, etc, es importante que elaboremos una valoración previa del estado nutricional que consistirá en una revisión de la historía clínica del paciente, una medición de los parámetros antropométricos (altura. peso, índice de masa corporal y valoración de la grasa corporal), valoración bioquímica y una entrevista personal con el paciente que nos ayude a conocer sus hábitos alimentarios y estilo de vida. Toda esta información es necesaria para elaborar dietas totalmente personalizadas y ajustadas a las necesidades de cada paciente.

Nutrición deportiva

La alimentación del deportista es muy importante para que su rendimiento sea el adecuado, y el gasto de energía que genera la actividad física no conduzca a un estado de fatiga o déficit en algun nutriente. Su alimentación debe ser la adecuada tanto en calidad como en cantidad, porque aunque sabemos que en general,  el gasto calórico de un deportista es mayor que el de una persona sedentaria, hay que tener en cuenta que las necesidades de un deportista son muy diferentes a las de otro en función del tipo de deporte, la intensidad de los entrenamientos, el estado nutricional de cada persona, etc. En Biona valoramos a cada deportista y basándonos en una alimentación sana, equilibrada y natural, planificamos su dieta para que  incremente su resistencia física, mejore su rendimiento y su recuperación.

Nutrición infantil

La etapa infantil es la etapa de la vida donde más cambios se producen. Los niños están creciendo y desarrollando huesos, dientes, músculos y sangre y necesitan en proporción con su peso, más nutrientes que los adultos. Es un momento de grandes cambios no solo a nivel físico, si no a nivel intelectual, y por ello debemos asegurarnos de que nuestros niños y adolescentes estén bien alimentados y nutridos. Los últimos años, nos estamos encontrando frente a lo que los expertos ya consideran la epidemia del siglo XXI: la obesidad, y más concretamente frente a una índice de obesidad infantil que los últimos 15 años ha crecido de un 5% a un 15%. Las consecuencias de este aumento pueden ser muy graves debido a sus efectos adversos sobre la salud, y la clave de su solución está en cambiar los malos hábitos alimentarios de los niños. Saber inculcar a los niños la importancia de una buena alimentación, es fundamental para prevenir o remediar su obesidad y contribuiremos a evitar que tengan sobrepeso en un futuro.
 
Análisis corporal por bioimpedancia eléctrica

El análisis de la composición corporal es el eje central de la valoración del estado nutricional. La bioimpedancia eléctrica es uno de los métodos que utilizamos para medir la composición corporal. Este método mide el agua corporal y permite calcular la masa grasa y la masa libre de grasa de nuestro cuerpo.

Plan nutricional a embarazadas

La alimentación en una mujer embarazada es de gran importancia y alimentarse de forma adecuada es el primer cuidado que una madre aporta a su hijo. Una nutrición bien planificada y organizada por parte de un nutricionista, suministra a la madre y al hijo todos los nutrientes que necesitan y es la clave para asegurar un óptimo desarrollo del niño, sin que se produzcan deficiencias nutricionales en la madre. Lo ideal es que la madre comience su embarazo con un peso saludable e iremos vigilando para que el aumento de peso sea el adecuado. En caso de un sobrepeso excesivo por parte de la madre, es importante seguir una serie de pautas alimentarias para evitar problemas en el embarazo o en el parto. La dieta durante la gestación debe asegurar la energía y los nutrientes necesarios para el desarrollo del feto y de la placenta y para el aumento de los tejidos maternos como el útero, las mamas y el volumen sanguineo.

Trastornos de la conducta alimentaria

Desde Biona, tratamos desde el punto de vista nutricional los trastornos de la conducta alimentaria (anorexia y bulimia), ayudando a las personas que lo padecen a entender las bases de una alimentación equilibrada. Los conocimientos sobre la importancia del equilibrio nutricional y la necesidad que tiene nuestro organismo de consumir los nutrientes esenciales, colaborarán en el camino a la recuperación de estos trastornos alimentarios.

Dietas terapéuticas

Si entendemos la importancia de una alimentación sana, variada y equilibrada como la base para mantener una buena salud, no cabe duda de que cuando presentamos alguna patología, la alimentación cobra aun un papel más relevante. Cada enfermedad debe llevar asociada unas pautas diferentes de alimentación y la dieta debe ser diferente cuando gozamos de un buen estado de salud, de cuando padecemos enfermedades como diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, estreñimiento crónico, enfermedades reumaticas, cancer, etc.

Intolerancia alimentaria

Debemos diferenciar dos conceptos distintos y por tanto dos manifestaciones clínicas diferentes:

  • Alergia a los alimentos: Proceso mediado por IgE frente a la proteína del alimento, se manifiesta con una reacción causa-efecto rápida.
  • Intolerancia alimentaria: Proceso, menos fácil de detectar, cuyas manifestaciones suelen ser menos claras, más insidosas y a veces difíciles de intuir.

La intolerancia alimentaria, se debe a la formación de anticuerpos frente a determinados alimentos, pero no del tipo IgE (que desencadenaría un proceso alérgico), sino en una primera etapa del tipo IgA y tras múltiples estímulos a la formación de IgG.

Determinados alimentos, pueden responder de una forma anormal, que en determinados casos pueden desencadenar trastornos digestivos, y en otros, sus manifestaciones pueden ser insidosas y difíciles de relacionar con el alimento, precisamente por ser patologías moderadas y de tipo crónico. Las condiciones clínicas que se han podido relacionar con la intolerancia alimentaria y que tras suprimir el alimento o alimentos, en más de dos tercios de los casos se han producido mejorías evidentes, son las siguientes:

  • Procesos dermatológicos (16%): Acné, eczema, psoriais, rahses, urticaria, picor.
  • Trastornos gastro-intestinales (50%): Dolores abdominales,constipación, diarrea, hinchazón, síndrome del colon irritable. Es la patología que más induce a pensar en una intolerancia alimentaria.
  • Molestias neurológicas (10%): Dolor de cabeza, migraña, mareo, vértigo.
  • Molestias respiratorias (10%): Asma, rinitis, dificultad respiratoria. En estos casos se puede solapar con un proceso alérgico.
  • Trastornos psicológicos (11%): Ansiedad, letargia, depresión, fatiga, náuseas, hiperactividad (principalmente en niños).
  • Otros: Artritis, fibromialgia, articulaciones inflamadas.
  • Intolerancia alimentaria y obesidad: En personas obesas que no responden a los tratamientos habituales de adelgazamiento, se han experimentado pérdidas de peso, al eliminar de la dieta alimentos frente a los que se presentaba una sensibilidad alta. Su explicación está científicamente probada. Por tal motivo el Test de Intolerancia Alimentaria está muy indicado, como prueba a incluir en las exploraciones clínicas habituales, previas a la instauración de una dieta encaminada a tratar la obesidad.

Se han encontrado mejorías entre la mitad y los dos tercios de los casos, que han cumplido la dieta establecida por su médico, suprimiendo los alimentos que a través de los análisis se han mostrado menos recomendados. En general, la mejoría se percibe entre los 20 y 60 días de haber instaurado la dieta adecuada. Se trata por tanto, de una opción importante a tener en cuenta en el grupo de patologías descritas, y que pueden mejorarse simplemente, suprimiendo la causa o alimento que los origina.

Educación nutricional

Como nutricionista, no solo busco inculcar una serie de conocimientos de nutrición, o conseguir que una persona alcance su peso saludable,o que gracias a la dieta un deportista mejore su rendimiento deportivo, si no que mi  labor también es estudiar los hábitos alimentarios de los pacientes que acuden a mi consulta y reforzarlos o modificarlos en los casos en que sean necesarios, para favorecer un buen estado de salud. La educación nutricional es fundamental para entender que los buenos hábitos alimentarios han de mantenerse de por vida, y es fundamental sobre todo en las primeras etapas de la vida, para inculcar a los niños la estrecha relación entre buena alimentación y salud.

Charlas en colegios, asociaciones, etc.

Con una amplia experiencia en este campo, en Biona organizamos charlas, talleres y cursos relacionados con la nutrición. Estas charlas están dirigidas tanto a niños como a adultos y cabe la posibilidad de realizarse en nuestra propia clínica.

Gabinetes clinica